Como Ayudar a un Adicto a las Drogas

Posted by in Blog

Como Ayudar a un Adicto a las Drogas

Como Ayudar a un Adicto a las Drogas

Como Ayudar a un Adicto a las Drogas es la pregunta que nos hacemos cuando tenemos un familiar cercano o un amigo que pasa por este problema. Para ayudar a un drogadicto a detener el consumo, en primer lugar es necesario convencerle de que afrontar los problemas de la vida real merece la pena. Se trata, por tanto, de abordar con él todo un trabajo sobre el sentido de la vida (por qué vivir? para qué vivir?).

Habrá que buscar respuesta a las siguientes –y difíciles- preguntas:

Por qué aceptar las desgracias? Por qué aceptar el sufrimiento? Cómo superar las decepciones? Por qué aceptarnos tal como somos, con nuestros defectos y limitaciones? Cómo transformar un fracaso en una prueba que nos ayude a progresar? Por qué obligarnos a esforzarnos para triunfar?

Sobra decir que nos enfrentamos a un enorme problema cuando la persona adicta a las drogas sabe que le resulta igual de fácil encontrar la misma satisfacción liándose un porro, esnifando una raya o inyectándose una dosis.

Encontrar argumentos de peso requiere toda una reflexión sobre la vida, pero también requiere meses, o incluso años de presencia, de charlas y de actividades con la persona afectada. Hacerle descubrir la satisfacción del trabajo bien hecho, la felicidad que proporciona la amistad, el amor por una persona de verdad (y no por un porro o una jeringuilla), las maravillas del mundo, del arte, de la naturaleza, de una mujer, de un niño…

Hacerle descubrir la satisfacción del trabajo bien hecho, la felicidad que proporciona la amistad, el amor por una persona de verdad (y no por un porro o una jeringuilla), las maravillas del mundo, del arte, de la naturaleza, de una mujer, de un niño…

Por tanto, este acompañamiento no puede emprenderse sin un proceso filosófico sólido, o incluso sin una marcada espiritualidad. Se presupone, y ésta es la mayor dificultad, que quien ayuda a la persona drogadicta ha encontrado por sí misma una forma de felicidad en una vida sin drogas, y que el adicto no concluirá que todos sus consejos no son más que bonitos discursos utópicos e inaplicables…

Además, el peligro no desaparecerá definitivamente nunca. Basta un simple ataque de cansancio, una decepción, una infección, una mala noche, un mal encuentro… para que la tentación de recaer aparezca.

En los folletos que se reparten en los colegios, se advierte a los niños explicándoles que las drogas pueden entrañar dependencia “desde el primer consumo”.

Esto no significa que su cuerpo se habitúe inmediatamente a las drogas hasta el punto de volver a necesitarlas físicamente. Como sabemos, la mayoría de las drogas no producen una verdadera dependencia física.

El problema es que muchos adolescentes, frágiles por naturaleza, se ven obligados a llevar vidas difíciles. Viven una gran violencia en muchos barrios, colegios o transportes, forman parte de familias desestructuradas, y se enfrentan a un horizonte de desempleo masivo y a un entorno profundamente deteriorado.

El día en que descubren que pueden escapar de todo eso gracias a los “cigarrillos de la risa” (o a otras drogas), se hace muy difícil persuadirles de que les merece la pena permanecer en el mundo real y encontrar la felicidad a base de superar obstáculos.

“Gracias al cannabis me siento bien, incluso -y sobre todo- cuando todo se tuerce en mi vida”. Ya no hace falta escalar una montaña ni ganar una carrera; ya no es necesario formarse en una profesión ni aprobar los estudios; ya no hace falta ser un virtuoso del piano ni encontrar un novio o una novia que le guste de verdad; ya no se necesita tener un proyecto de vida.

Como-Ayudar-a-un-Adicto-a-las-Drogas

Como Ayudar a un Adicto a las Drogas by M&M Consulta Psicológica