Blog

Seamos coherentes con nuestro corazón

Posted by in Blog

Seamos coherentes con nuestro corazón

Seamos coherentes con nuestro corazón El sol ha acabado de salir. El horizonte tiembla con tenues rayos de luz y el viento lo peina con las hojas que han dejado sus árboles en busca de otro lugar. Es un paisaje mágico, como cada día que acaba de nacer. Otra oportunidad de seguir con lo que dejamos ayer o de empezar algo distinto. Cada día puede ser un nuevo comienzo. Personas que odian sus trabajos, que no quieren a sus parejas, que desean ver mundo… pero que se quedan un día tras otro viviendo las vidas que un día crearon y que ya no quieren vivir. Hay millones de personas en el mundo atrapadas en vidas que no desean, que permanecen un año tras otro en una vida que no les llena. Hemos visto distintas perspectivas de la felicidad. La felicidad es tener salud, amor y proyectos que nos apasionen pero debajo de todo esto yace una base común. La felicidad es un estado interior que depende solo de nosotros mismos. No depende de nuestras condiciones externas y se basa en la coherencia. Ser coherentes con lo que pensamos, sentimos y hacemos es lo que nos llena. Si somos coherentes con nosotros mismos nuestro estado de ánimo, nuestra salud, nuestro trabajo y todo lo demás nos acompañará. Ya lo decía Gandhi: “La felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos”. Ser coherente con lo que se piensa, se dice y se hace parece sencillo pero no lo es. Serlo muchas veces implica hacer cambios y el ser humano está programado para la rutina. Hacer las mismas cosas nos ayuda a ahorrar energía. Durante milenios el ser humano ha buscado lo familiar para tener más posibilidades de sobrevivir. Hoy en día, esto lo podemos ver en nuestras costumbres. Tendemos a ir a los mismos sitios, caminar por las mismas calles y realizar las mismas actividades. Hacerlo así hace que no tengamos que pensar demasiado, hace que podamos actuar más o menos de forma automática. Pero para conservar nuestra zona de confort tendemos a reprimir emociones. Por ejemplo, me enfado en el trabajo o en casa pero no digo abiertamente lo que pienso para no alterar mi sistema. Entonces hay una discordancia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos. Dedicamos más de media vida a entrenar nuestra mente, a adquirir competencias para razonar, deducir, relacionar, diferenciar, clasificar, y argumentar, mientras que durante mucho tiempo hemos dejado al azar la educación de nuestros afectos, el lenguaje emocional y su significado ignorando que son informaciones vitales para orientar adaptativamente nuestra vida. Así, cuando uno es coherente consigo mismo proyecta esa coherencia al universo y recibe situaciones y experiencias en su vida que vibran al mismo nivel que su coherencia interna. Mi coherencia se acaba transformando en vivencias coherentes con mi forma de pensar, sentir y hacer. Además, el hecho de ser coherentes comporta muchos otros beneficios como sentirnos bien con nosotros mismos o un aumento de la autoestima. En nuestra sociedad tendemos a utilizar en exceso la mente. Hay muchas personas mentales, que buscan la solución a sus conflictos a través de sus pensamientos. No obstante, la solución se debe sentir y no pensar. Las situaciones que no sabemos gestionar de forma eficaz impactan en nuestro organismo. Reprimimos emociones que pueden acabar convirtiéndose en una patología física o mental o en una dificultad. Para que esto no ocurra, hay que ser coherentes con lo que pensamos, sentimos y hacemos. Una forma innata de lograrlo es escuchar lo que te dice tu corazón. Hemos perdido la capacidad o la costumbre...

Read More

EL ARTE DE COMUNICAR

Posted by in Blog

EL ARTE DE COMUNICAR

EL ARTE DE COMUNICAR   Para mucha gente el acto de escuchar en sí, llega a ser un fastidio y representa un esfuerzo intolerable, aunque le paguen a uno por realizarlo. Si uno habla al mismo tiempo que otra persona, no puede continuar escuchándola. De ordinario, uno mantiene la apariencia de que escucha, cuando en realidad solo aguarda el momento oportuno para tener ocasión de hablar. La selectividad se ejerce no solo sobre lo que se quiere o no decir, sino también sobre lo que se quiere o no escuchar. Así el que espera críticas, se especializa en oírlas, y apenas atiende a otra cosa. En cambio para el que no quiere oír más que opiniones favorables, toda crítica pasará inadvertida. La función de escuchar se puede especializar según cada persona; adiestrándose en captar el apoyo o la crítica o la condescendencia o las complejidades que no entiende, o lo que sea. Hay gente que solo oye afirmaciones cuando se han formulado interrogantes, de modo que se hace imposible preguntarles nada, ya que invariablemente lo toman por una exigencia o una acusación. Cuando la persona deja de escuchar las palabras para atender a algún otro rasgo, suele sorprenderse al captar mensajes nuevos o diferentes, en lugar de las viejas comunicaciones a que está acostumbrada. Las inflexiones quejumbrosas suelen ser tan sutiles que solo un oído muy afinado acierta a identificarlas. El que al escuchar toma contacto está siempre alerta a lo que se dice, pero también al sonido en sí, de modo que oye bastante más que las palabras. Penetrar a otra persona con la voz es un acto agresivo. Si la voz entra armoniosamente y su incisividad resulta asimilable, será bien recibida y se entablará una buena relación. Hay personas cuyas palabras se pierden antes de llegar al oyente, o lo atraviesan sin afectarlo; otros, cuyas palabras resbalan sobre el oyente; solo algunos saben entablar el contacto justo, que se siente directo y certero. Algunas personas aprovechan la ocasión de acercamiento que proporciona el humorismo y tratan de exprimirla hasta la última gota de camaradería. Los hábitos lingüísticos de una persona revelan mucho acerca de ella y de lo que intenta expresar. Todo el que se empeña en ser absolutamente justo, o en cubrir cualquier proyección o contingencia posible de lo que dice, estará tan ensimismado en sus procesos internos que no le quedará entusiasmo alguno para mantener un contacto que, aunque inconcluso, está de todos modos esbozado. Decir lo que se quiere decir, es un magnífico acto de creación que suele descuidarse, porque la gente charla demasiado. En cierto sentido, ninguna palabra es idéntica para dos personas, ni siquiera lo es para la misma persona en dos momentos diferentes, ya que la aparición de una palabra constituye un acontecimiento en el que culmina una vida entera de sensaciones, recuerdos, deseos e imágenes. El arte de comunicar by MyM Psicóloga...

Read More

El Niño Interior

Posted by in Blog

El Niño Interior

El Niño Interior El Yo Esencial y el Yo Herido   Nuestro Yo Esencial es la verdadera esencia del Ser. Sirve de ayuda imaginarse al Yo esencial como un niño luminoso y radiante, la luz natural que irradia es una expresión individualizada del Amor Divino. Este aspecto de nosotros mismos en realidad es siempre joven: siempre lo ha sido y siempre lo será: evoluciona con las experiencias de nuestra vida. Nuestro Yo esencial tiene dotes y talentos únicos, nuestra sabiduría natural y nuestra intuición, nuestra curiosidad y nuestra capacidad de asombro, nuestro carácter juguetón, nuestra espontaneidad y nuestra capacidad para amar. Este es el lado ileso del alma. Nunca puede estar herido. Nunca ha sido tocado por ningún maltrato que hayamos sufrido, porque en ese momento el Yo esencial se ocultó. Espera a ser rescatado a través de un proceso de curación. Porque es posible conseguir la curación total de esta parte intacta de cada uno de nosotros. Tu curación se habrá completado cuando hayas recuperado total y profundamente este aspecto de ti mismo, quien verdaderamente eres: un hijo del amor incondicional que es Dios. Sirve de ayuda imaginarse al Yo herido como un niño herido que aprendió a ser un adulto nada amoroso. Otro término que solemos utilizar para describir este aspecto de nosotros mismos es “niño-adulto”, porque esta parte del ser es como un niño que tuvo que aprender a ser un pequeño adulto, que tenía que atender a cosas que debían haber estado más allá de su responsabilidad. Este es el lado herido del alma. Nuestro niño-adulto suele ser un reflejo de uno de nuestros padres o de los dos. A pesar de que podamos haber dicho: “Yo nunca seré como ellos”, nuestro yo herido aprendió a ser exactamente igual que ellos. Tu Yo herido es el aspecto que puede haber sufrido de maltrato o descuido físico, sexual y/o emocional y lleva consigo todos los miedos, las falsas creencias y comportamientos controladores que han acarreado estas experiencias. Estos miedos, creencias y comportamientos nos hacen daño en nuestra vida adulta, pero fueron la única manera de sentirnos a salvo cuando éramos niños. Fueron nuestros mecanismos de supervivencia. Tu Yo herido, tu niño-adulto, puede tener cualquier edad en cualquier momento dependiendo de la edad que tenías cuando aprendiste una creencia falsa en particular, una adicción o una manera de controlar. El Yo herido es la parte de ti que puede usar la comida, las drogas o el alcohol para adormilar el miedo y la soledad. Además, el Yo herido siempre teme, por un lado, ser rechazado o abandonado y, por otro, ser asfixiado, hundido y controlado. En otras palabras, el Yo herido teme a la pérdida de otros y la de si mismo, porque no sabe ni cómo tratar con el rechazo sin tomárselo de modo personal, ni poner límites a lo que le ahoga. El Yo herido espera protegerse y controlar aquello que teme mediante la ira, la culpa, la resistencia, la sumisión o la retirada. Todas las partes del Yo herido necesitan curarse y pueden curarse mediante la compasión, la aceptación y el amor incondicional. Casi cualquier actividad puede ser utilizada para protegerte de tu dolor. Depende de tu intención. Por ejemplo, la meditación puede ser utilizada como un modo para conectar con una fuente espiritual y aprender sobre el amor, pero también puede ser utilizada para alucinar y evitar ocuparte de tus sentimientos cada vez que te aparezca la ansiedad. La intención de proteger nos cierra el corazón haciendo que te sientas solo dentro de él y esta horrible soledad luego conduce a tu Yo...

Read More

II Jornadas de Alzheimer

Posted by in Blog

II Jornadas de Alzheimer

II Jornadas de Alzheimer: ¿Que quedara de lo vivido?   Alzheimer en España, datos estadísticos. Afecta a unas 800.000 personas (200.000 sin diagnosticar), lo que supone un 1,36% de la población. El 77% son mujeres y el 13% hombres. Afecta al 6% de los mayores de 65 años y 4 de 10 mayores de 85 Se estima que en 2002 esta cifra se habrá duplicado y en 2030 se habrá cuadruplicado Tasa de mortalidad: Hombres: 7 de cada 100.000 habitantes Mujeres: 9 de cada 100.000 habitantes Más de tres millones de personas resultan afectadas por la enfermedad, incluyendo a los pacientes, sus familiares y sus cuidadores Los pacientes de Alzheimer viven de forma habitual en sus domicilios y son atendidos por sus familiares, principalmente sus hijas, de 45 a 55 años, casadas y con hijos, que emplean unas 732 horas al mes en esta tarea (8 veces más que un cuidador profesional) El Alzheimer sigue siendo un gran desconocido todavía, se confunde con Parkinson, depresión, problemas de memoria y demencia. La intención de estas II Jornadas sobre Alzheimer es volver a aclarar dudas acerca de la enfermedad y sobre todo dar a conocer el camino más rápido para su detección y como retrasar el avance de la misma. Todavía no se ha logrado descubrir nada que la cure pero está más que demostrado que tratamientos alternativos al farmacológico consiguen retrasar y mantener las funciones cognitiva de la persona afectada. Vamos a ver también con qué apoyos cuenta la familia cuidadora. La atención a las personas con Alzheimer es más que hablar de tratamientos y técnicas de terapia, hay que dar lugar a cuidador como instrumento fundamental para la adaptación de la persona a su entorno. Estas jornadas pretenden profundizar y ayudar tanto a profesionales como a cuidadores aportando estrategias de intervención e información actual. II Jornadas de Alzheimer: Que quedara de lo vivido? Objetivo de la jornada Ampliar el conocimiento sobre todos los aspectos relacionados con el Alzheimer. Dar a conocer las vías más rápidas  de detección. Aportar los últimos adelantos científicos y tratamientos. Conocer los Recursos existentes. Los esperamos!!! II Jornadas de Alzheimer 15 de marzo 2016 10,30 a 14,00 y 16,30 a 20,00 horas. Centro Municipal de Cultura de Sanlúcar la...

Read More

Mejorar tu memoria

Posted by in Blog, Noticias

Mejorar tu memoria

Mejorar tu memoria Hoy en día y más que hace unos años,  las personas (de casi todas las edades no solo los mayores de 60 años) andan muy preocupadas por el funcionamiento de su memoria. Muchas incluso se cuestionan si quizás pueden estar desarrollando la enfermedad de Alzheimer o algún tipo de demencia. Por ese motivo es esta charla de memoria, para aprender a diferenciar entre los olvidos benignos y “sanos” de memoria y lo que ya puede ser un deterioro cognitivo o comienzo de enfermedad de Alzheimer o demencia. Dar a conocer pautas y herramientas sencillas para corregir la mayoría de las quejas de memoria cómo: ¿dónde he dejado mi móvil?, ¿me tomé la pastilla de la tensión?         ¿tengo una palabra en la punta de la lengua ?,etc. También para quitar estereotipos falsos acerca de la memoria y las neuronas. Hablar de la atención que es el proceso cognitivo del cual deriva la mayoría de las quejas de memoria y también cómo mejorar esta. Os esperamos este 16 de Febrero donde aprenderemos juntos las dificultades de la memoria que nos encontramos día a día...

Read More

Personalidades Difíciles.

Posted by in Blog

Personalidades Difíciles.

 Personalidades Difíciles.   Hola amigos ante todo desearles un Feliz comienzo de Año, mis mejores deseos para que este 2016 este cargado de mucha energías positivas. Hoy en nuestro primer Post  hablaremos de las Personalidades Difíciles, seguro que a muchos de vosotros las siguientes frases les suenan familiares. Viven pero no dejan vivir: primero yo, luego yo y luego yo. No te dejan acabar una frase sin decir yo, cuando les pides un favor te dicen, “yo que hago si te ayudo”. Ni viven ni dejan vivir o los amargados: si yo sufro sufre tú, siempre se están quejando de todo y por todo. No viven, pero dejan vivir o mártir: “yo que todo lo he dado por ti y tú me pagas así”. Con ingratitud es como te pagan. Trabajo: se ofrece a hacerlo todo. Viven y dejan vivir. Le ponemos nombre a estas diferentes tipo de personalidades de modo que si nosotros no podemos cambiarlas, aprendamos a cambiar la forma de reaccionar frente a ellas. Posesivo: buscan que estés siempre disponible. Se alteran muchísimo cuando no les dedicamos el tiempo que se merecen. No va a poder agradarlo nunca. Use sentido del humor: riéndose dígale que tiene que dedicarle tiempo a otras personas menos importantes que él. Demuéstrele el aprecio que le tiene. Que es muy importante pero no el único que lo necesita. Sinceros: utilizan la sinceridad para decirte todo lo que les molesta, hieren con sus comentarios.” Porque te quiero mucho te voy a decir esto, se que te va a doler pero es por tu bien”. Explícales la diferencia entre el cómo se dice y lo que se dice. Estoy de acuerdo en lo que me dijiste pero no el cómo. Agradéceles el comentario que te hace y cambia de tema y no les des más juego. Les falta asertividad (decir las cosas correctas, en el momento y lugar adecuado). Víctima: todo les deprime, les agota y les entristece. Utilizan el chantaje emocional para lograr sus objetivos. Hablan de sus desgracias, de lo mal que les ha tratado la vida, de lo tristes que amanecieron. “Estoy aquí sufriendo y llorando…”. Sienten que todos están en su contra, que nadie los comprenden o que nadie los quiere. Evite preguntarle:¿qué tienes? Se ponen peor. No participe de sus comentarios negativos, cambie sutilmente de tema, a algo positivo. Escúchale sin engancharte. No te sientas culpable, entiende que es su personalidad. Indiferente: les da igual todo lo que sucede alrededor. Evitan hacer comentarios, no expresan sus sentimientos. Poco sociables, temen ser rechazados o a quedar en ridículo. Su frase es; “No sé”. No saben expresar el cariño a sus seres queridos. Diles que estás de acuerdo en algo. Pídeles su opinión. Demuéstrales tu afecto. Críticos: dan su punto de vista siempre negativo. Su frase favorita es: “si pero,…”. Creen que todo lo saben y si no lo inventan. Escúchalos, nada más. No te involucres. Te respeto, pero opino diferente. Comunicativos: hablan de todo y de todos. No pueden guardar un secreto. Su frase favorita es: “Te lo digo a ti porque eres tú y sé que de ti no sale”. Evita tratar temas personales. Evita compartir tus sentimientos. Evita cuestionarles, no los tengas como enemigos. Volubles: son raros, hacen comentarios fuera de lugar, pueden ser tu mejor amigo o tu peor enemigo a la vez. No te involucres en temas complicados. No les lleves la contraria. Bueno yo lo veo negro, pero si tu lo ves blanco es tu opinión. Obsesivo: todo limpio y ordenado. Quieren que todo se haga como ellos dicen. Demuéstrales que hay otros caminos...

Read More

Feliz Navidad y Bienvenido Año Nuevo

Posted by in Blog

Feliz Navidad y Bienvenido Año Nuevo

Feliz Navidad y Bienvenido Al Año Nuevo DEJA QUE FLUYA A TRAVÉS DE TI EL ESPÍRITU DEL AMOR ESTA NAVIDAD Retrocede en el tiempo y evoca la mejor de las Navidades que hayas tenido jamás en tu infancia. Centra el recuerdo en la mente para poder observarlo con la mayo claridad. Recuerda lo que veías, lo que olías, los sabores y las texturas de las cosas, la gente que estaba contigo. Recuerda algunas de las cosas que hacías. Y si de niño nunca tuviste una Navidad maravillosa, invéntala. Créala exactamente como te gustaría que fuese. Observa cómo se te abre el corazón al pensar en esa Navidad tan especial. Quizás una de las cosas más maravillosas de esa Navidad haya sido la presencia del amor. Deja que ahora el espíritu del amor fluya a través de ti. Da cabida en tu corazón a todas las personas que conoces y que amas. Envuélvelas en ese amor. Has de saber que en cualquier momento, y no sólo en Navidad, puedes llevar contigo ese sentimiento tan especial del amor y el espíritu navideños. Tú eres el amor. Tú eres el espíritu. Tú eres la luz, y eres la energía. Y así es.   “Cada uno de nosotros decide encarnarse en este planeta en un punto determinado del espacio y del tiempo. Hemos escogido venir aquí para aprender una lección concreta que nos ayudará a avanzar por la senda de nuestra evolución espiritual”   Feliz Navidad y Bienvenido Año Nuevo os desea MyM Consulta Psicológica.     FELIZ AÑO NUEVO Muchos de vosotros os hacéis buenos propósitos el primer día del año, pero como no lleváis a cabo cambios internos, vuestros propósitos pierden fuerza rápidamente. Mientras no estéis dispuestos a hacer algún trabajo mental para cambiar interiormente, nada va a cambiar afuera. Lo único que necesitáis cambiar es una idea…nada más que una idea. Incluso el odio hacia vosotros mismos no es más que odio por una idea que tenéis de vosotros mismos. ¿Qué podéis hacer por vosotros este año, que sea positivo? ¿Qué os gustaría hacer este año por vosotros que no hayáis hecho el año pasado? ¿De qué os gustaría liberaros este año, que el año pasado salvaguardasteis tan celosamente? ¿Qué quisierais cambiar en vuestra vida? ¿Estáis dispuestos a hacer el trabajo que producirá esos cambios?   Que este año sea éste tu lema: ¡Voy en busca del júbilo¡ ¡La vida está aquí para que hoy la disfrute¡....

Read More

Tu Eliges Como Vivir la Vida

Posted by in Blog

Tu Eliges Como Vivir la Vida

Tu Eliges Como Vivir la Vida UN CUENTO PARA REFLEXIONAR Jerry era el tipo de persona que te encantaría conocer. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, el respondía: “ Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. El era un empresario único, porque tenía un grupo de colaboradores que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que los colaboradores seguían a Jerry era por su actitud. El era un motivador natural: si un empleado tenía un mal día, Jerry estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causo curiosidad, así que un día fui a buscar a Jerry y le pregunté: “no lo entiendo,..no es posible ser una persona positiva todo el tiempo…como lo hace?..”Jerry respondió: Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo, Jerry, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre: ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse puedo: aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida. “Sí claro, pero no es tan fácil (protesté)”. “Si lo es” dijo Jerry. Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección. Tu eliges como reaccionas a cada situación. Tú eliges como la gente afectará tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen humor o mal humor. En resumen: “TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA”. Reflexione en lo que Jerry me dijo. Poco tiempo después, dejé la industria de restaurantes para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Jerry cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella. Varios años más tarde, me enteré que Jerry hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante. Dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbalo de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Jerry fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de 18 horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Jerry fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo. Me encontré con Jerry seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: “si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: “lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso recordé que tenía dos opciones: “podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegía vivir.” “No sentiste miedo?”, le pregunté. Jerry continúo: “los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté podía leer en sus ojos. “Es hombre muerto”. Supe entonces que debía tomar acción…”qué hiciste?” pregunté. “Bueno uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundamente grite siii a las balas…mientras reían les dije: “estoy escogiendo vivir…opérenme como si estuviera vivo, no muerto”. Jerry vivió por la maestría de los médicos pero sobre...

Read More